GOBIERNO Y PROFESIONALIZACIÓN DE EMPRESAS FAMILIARES

La importancia de las empresas familiares en México

Las empresas familiares son la principal fuente de creación de valor en la sociedad. En nuestro país, las empresas familiares, alrededor del 90%, son el verdadero motor de la economía, generan más del 50% del Producto Interno Bruto y más del 80% del empleo. Las empresas familiares son organizaciones que han logrado ser más rentables y más longevas que las empresas no familiares gracias a su carácter familiar, que a través de la unidad, compromiso y visión a largo plazo generan valor no solo para la familia sino para la sociedad entera, logrando permanecer en el tiempo.
 

Niveles de Institucionalización


La institucionalización como factor clave de la trascendencia
Todas las empresas familiares se enfrentan al reto de la permanencia durante un proceso de transición generacional, solamente el 13% de ellas logran llegar a la tercera generación en gran parte por falta de una cultura institucional.

Por esta razón, es importante evolucionar de una organización formal y funcional a una institución competente y confiable, basada en un sólido posicionamiento estratégico de negocio, en una organización alineada, en sistemas de trabajo establecidos y en una consolidación cultural que se traduzcan en un compromiso de continuidad y de responsabilidad.

La institucionalización es una estrategia de consolidación organizacional que promueve la competitividad, da certidumbre a los diferentes agentes vinculados a la empresa, incrementa el valor de la organización y promueve su continuidad.

La institucionalización, como proceso, integra un conjunto de iniciativas de formación de cultura, prácticas y herramientas que buscan modificar y mejorar un modo de gestionar y hacer empresa, para disminuir los riesgos propios de una actuación a discreción y algunas veces reactiva.